La Finca

descubrir

Ubicado en pleno corazón de la
comarca del Matarraña.

HISTORIA

La Historia

La Finca Torre del Marqués aparece por primera vez en la historia de la mano del Cid Campeador, cuando en el año 1090 este vence al Conde barcelonés Berenger Ramón II en la batalla del Pinar de Tévar, inmortalizada en el “Cantar de mío Cid”. Muchos historiadores han estudiado esta batalla, de la que se encuentran multitud de referencias en textos históricos, y concluyen que el monte Tévar es la actual Punta Molinera. Y que el bosque donde se desarrolló la batalla es el pinar de la falda sur de la punta, y más concretamente en la planicie que se encuentra próxima al río Tastavins. Esta ubicación coincide con la parte no boscosa de la Finca Torre del Marqués.

Estando los hombres del Cid acampados junto al río Tastavins, en la confluencia con el río Monroyo, el Conde descendió por la ladera del pinar, presto a sorprenderles, y con la ventaja táctica de atacar desde arriba. Sin embargo, el Cid contaba con informadores que le adelantaron la acción del Conde, y movió al grueso de sus tropas a emboscarse en los flancos de la media ladera. Cuando el grueso del contingente del conde alcanzó el campamento del Cid, recibió un ataque por los flancos y la retaguardia que hizo imposible su victoria. Esta batalla fue la más importante en términos económicos para El Cid, pues se apoderan de un gran botín de guerra, y suculentos rescates por los nobles apresados en la misma, incluido el propio Conde Berenguer Ramon II.

MARQUESADO

El Marquesado

El Hotel Torre del Marqués, tiene su origen en la Casa Solariega que la familia de la Torre construyera en 1702, en los terrenos que el primer cabeza del linaje obtuviera a manos del Rey aragonés Alfonso II “El casto”, primer monarca de la dinastía de Barcelona e hijo de Ramón Berenguer IV, tras la reconquista de estas tierras por los cristianos después del asalto de la plaza musulmana de Caspe. Para esta reconquista, el Rey tuvo que crear un tercio extranjero, donde un noble borgoñés apellidado “de la Tour”, comandaba esta mesnada, y al recibir su lote en el reparto del terreno conquistado, decidió quedarse y constituir uno de los linajes de mayor alcurnia y solera de todo el Bajo Aragón.

Hasta la aparición de Sebastián de la Torre y Borras, que fue el primer Marqués de Santa Coloma, nombrado el 19 de febrero de 1684, muchos descendientes del militar borgoñón han participado en los principales hitos históricos de este País: Simón de la Torre,  fue jefe del ejercito expedicionario enviado por Jaime II a conquistar Cerdeña. Años más tarde, su biznieto Fernando de la Torre y Óliver fue nombrado Gobernador y Capitán General de las Islas Molucas. Pedro Felipe de la Torre y Triullec fue Capitán de Galeras en la Real Armada de Felipe II, y participó victorioso en la batalla de Lepanto. Juan Miguel de la Torre y Morera acompañó al general Ambrosio Spínola en la guerra de Flandes, siendo inmortalizado en la obra pictórica de Velazquez, “La rendición de Breda”

Sebastián de la Torre nació en Monroyo, pero su residencia habitual estaba en Alcañiz, pues fue nombrado por el Rey como uno de sus regidores perpetuos, cargo solo reservado para individuos de las familias nobles importantes. Sin embargo, fue su hijo, Juan de la Torre y Grau el que construyó la Masía originaria donde se asienta en estos momentos el Hotel. Su hijo Antonio de la Torre y Andreu, fue partidario de Felipe V durante la guerra de sucesión, lo que le acarreó que el bando partidario de los Austrias, mayoritario en Aragón, quemara la Masía que construyera su padre, saqueando la finca sobre la que se asentaba. Sin embargo, la guerra la ganaron los partidarios de los Borbones, y Antonio de la Torre recuperó sus tierras y reconstruyó su antigua Masía en 1705, convirtiéndola en una torre de dos plantas con puertas doveladas y fachadas de piedra de sillería almohadilladas, del mismo corte que tenía su palacio en Monroyo. Siendo esta segunda construcción la que aporta las actuales dimensiones y estructura al hotel Torre del Marqués. En los años siguientes se fueron haciendo modificaciones y ampliaciones, siendo la más importante la que se realizó aproximadamente hace 150 años, por las huellas que las técnicas de construcción de aquella época han dejado en la fachada del edificio,. Se construyó una planta más y se creó un palomar bajo cubierta.

VITICULTURA

Enoturismo

Hace cuatro años recuperamos el cultivo de los viñedos, algunos de ellos plantados hace cincuenta años e introdujimos nuevas variedades autóctonas, todo ello en agricultura ecológica con ayuda de agricultores de los pueblos vecinos.
Solo con nuestras propias uvas, elaboramos Vinos de Finca que pueden ser degustados en el restaurante del hotel.
Así mismo podrá participar en un experiencia inmersiva que le integrará en los trabajos vitivinícolas que realizamos y catar nuestros vinos en elaboración y terminados.

La Finca Mas de Llucia alberga seis hectáreas de viñedos en producción, con variedades autóctonas tintas como Cariñena, Garnacha Tinta, Bobal y Alicante Bouschet. También tenemos plantadas variedades blancas de como Macabeo y Garnacha blanca. Toda la finca la estamos gestionada en agricultura ecológica

Asi mismo, contamos con una nueva bodega de producción de vino ecológico, acondicionada en el antiguo salón social del campo de doma de caballos, que se vislumbra desde los salones del restaurante del hotel. La bodega, con capacidad para embotellar 20.000 botellas de vino de Finca, solo utiliza uvas producidas mediante agricultura ecológica en la Finca Mas de Llucia, con acceso directo desde el Hotel

Reserve su Experiencia Vitivinicola

HUERTOS

Huertos

En Torre del Marqués comprendemos la importancia de cuidar nuestra alimentación así como el origen de los ingredientes que consumimos, y para ello tenemos en producción nuestros huertos ecológicos de temporada. De nuestra tierra se extraen la mayoría de hortalizas y frutas de temporada, que abastecen al propio restaurante
Así mismo, todas las mañanas podrá acompañar a nuestro chef a recoger la hortaliza que consumiremos ese día, y descubrir las diferentes variedades de productos locales.

Contamos con dos huertos ecológicos: uno de verano y otro de invierno, que nos permite trabajar con verduras y hortalizas frescas de gran valor nutricional, prácticamente todo el año. Así mismo, cultivamos las plantas aromáticas que le dan ese toque tan especial a nuestros platos.

Estamos recuperando la antigua producción agrícola de la finca. Retomamos hace cuatro años el cultivo de los viñedos, plantados hace cincuenta años e introdujimos nuevas variedades autóctonas.

Hemos empezado a recuperar nuestro olivar, obteniendo AOVE de las variedades Empeltre y Picual. A lo largo de los próximos años, recuperaremos bancales ocupados por cerezos, almendros, manzanos y membrillos

Reserve su experiencia en nuestro huertos ecológicos

CABALLOS

Reproducir vídeo

Paseos a caballo

La finca Torre del Marqués albergó una magnifica yeguada de caballos de salto durante 10 años. Hemos recuperado los espacios de pasto para albergar en época estival yeguas parideras, que acompañen a los caballos residentes en la finca

Podrás disfrutar la conexión que muestran la cultura y la historia en este lugar emblemático, y si lo desea hacer rutas ecuestres por los alrededores del hotel, por lo caminos habilitados

Contamos con un espacio disponible de monta para caballos. Pista de doma de caballos construida en los tiempos de la antigua masía, donde podrá iniciarse en el apasionante mundo de la equitación.

Asi mismo, la Finca dispone de multitud de caminos accesibles para équidos, para que pueda descubrir todos los rincones y espacios mágicos alrededor del hotel, de una forma natural y cómoda, a lomo de nuestros caballos.

Reserve su experiencia ecuestre

SITUACIÓN

Situación

Divisado desde el mismo valle del río Tastavins. Un lugar con un marcado carácter histórico en el que tuvo lugar, en el siglo XI, la batalla de Tévar, protagonizada por Rodrigo Díaz de Vivar “El Cid”. Situado en el este de la provincia de Teruel, muy cercano a los núcleos de Fuentespalda y Ráfales, se alza imponente su silueta.